Durante el primer año se genera el vínculo emocional entre el bebé y las personas que lo cuidan. Festejar el cumpleaños refuerza esos lazos al exponer a tu hijo a la experiencia de la familia con la que no vive a diario, como tíos, abuelos y primos, creando una red que le da amor y seguridad. 

Algunos consejos

- Es ideal que haya pocos invitados y familiares para tu bebé.

- Asegurate que la fiesta sea en un momento en el que se encuentre despierta.  Vos conoces sus rutinas mejor que nadie!

- Si es posible, realizá el evento en tu casa ya que es un lugar conocido para tu hijo y le dará tranquilidad.

- Asegurate de no tener a mano ningún objeto que pueda poner en riesgo a los invitados, especialmente objetos pequeños que se puedan llevar a la boca. 

- Tu hijo preferirá de regalo juguetes que hacen ruidos y encienden luces o bien tienen diferentes texturas.

- Designá a alguien para que saque fotos así vos podés relajarte y disfrutar del momento.