• Semanas 31 a 35 de gestación. 

La actividad de tu bebé quizá se reduzca conforme tiene menos espacio para moverse. Por otro lado, desarrollará un patrón de sueño que tal vez no coincida con el tuyo. Para la semana 32, ganará cerca de 2 kg de peso, y poco más de 200g por semana.

  • Desarrollo cerebral. 

El cerebro de tu bebé se está desarrollando con rapidez formando miles de millones de conexiones complejas Ahora está generando pequeñas neuronas y sinapsis que se conectarán para darle habilidades como chupar, tragar y respirar, mismas que le permitirán alimentarse tan pronto como nazca.

  • Anticuerpos e inmunidad. 

Durante las últimas semanas de embarazo, darás a tu bebé anticuerpos a través del torrente sanguíneo. Estos le ayudarán a protegerlo de varias enfermedades e infecciones que puede enfrentar durante los meses posteriores a su nacimiento. La inmunidad se mantiene durante unos pocos meses, hasta que desarrolla su propia resistencia.

  • Cerca del parto. 

En este punto, tu bebé gana cerca de 200g por semana. Está almacenando calcio, grasas, fósforo y otros nutrientes esenciales que necesitará al nacer. En este punto, sus movimientos pueden ser más pronunciados, lo cual su vez puede dificultar tu descanso. Las contracciones de Braxton Hicks (contracciones leves en el útero que se sienten durante este periodo del embarazo) pueden presentarse, pero eso no significa que debas correr al hospital apenas las sientas. Las contracciones del trabajo de parto son regulares y de intensidad creciente. Pregunta a tu médico por la diferencia.

 Ante cualquier duda consultá a tu médico.