• Desarrollo del cerebro

El cerebro de tu bebé se viene desarrollando casi desde la concepción y continuará así hasta su nacimiento. Es más, su desarrollo cognitivo comenzó desde el útero. Durante las semanas 2 y 3 se forma el conducto nervioso, el cual se convertirá en su cerebro, su médula espinal, sistema nervioso y columna vertebral. Contribuí a su correcto desarrollo consumiendo una dieta balanceada con alimentos ricos en nutrientes como DHA y ARA* (fuentes de Omega-3 y Omega-6), que apoyan un desarrollo normal de su visión y cerebro así como su sano crecimiento.

• Desarrollo facial

Aunque en este momento aún no sea reconocible, la cara de tu bebé está comenzando a formarse. Pequeños espacios para los ojos, orejas y su boca aparecen en este mes. Adicionalmente su sentido del tacto comenzará a desarrollarse entre la 5a y 6a semana.

• Conducto nervioso

Incluso en esta temprana etapa, tu bebé está desarrollando el centro de su crecimiento intelectual y sensitivo. El conducto nervioso es una ranura que más tarde se convertirá en el cerebro, médula espinal, sistema nervioso y columna vertebral de tu bebé. Al final del segundo mes, el hemisferio izquierdo y derecho de su cerebro se separaran para formar distintas regiones. Al mismo tiempo, tu bebé está desarrollando su corazón y su sistema circulatorio. En esta etapa, su corazón latirá dos veces más rápido que el tuyo.

• ADN

Tu bebé es una mezcla única de ADN. Su sexo, altura potencial, cabello, color de piel y ojos, incluso algunos rasgos de su personalidad, fueron determinados en el momento de la concepción por un conjunto de 46 cromosomas.

Ante cualquier duda consultá a tu médico.

* Ácido docosahexaenoico y Ácido Araquidónico.