Es una actividad con muchos beneficios para tu hijo. Estimulará la asociación de palabras con objetos y facilitará la integración del esquema corporal. Además incentivará la capacidad de atención, de escucha y de seguir el hilo de un relato.