La decisión de regresar al trabajo no es fácil para ninguna mamá. Antes de tomarla hay que hablar, de ser necesario llorar un poco y pasar por las emociones que eso despierta. Lo que sea que decidas, pensá en esto: que tu bebé se sienta amado, cuidado y emocionalmente bien adaptado es lo más importante para su desarrollo.  Muchos especialistas recomiendan a las mamás ir a trabajar, realizar alguna actividad fuera de la casa o dar un espacio a los propios intereses ya que influye positivamente en la crianza: “Es bueno que la mamá pueda entrar y salir de escena con naturalidad, que no sienta que cada segundo se juega el destino de su hijo”. Muchas veces, las madres que pasan las 24 hs. con sus hijos suelen sentirse más nerviosas por lo que terminan estando menos disponibles para ellos. Si estás feliz, tu bebé también lo estará.

Estos son algunos de los temas a considerar al regresar al trabajo:

Asegurá el cuidado de tu pequeño desde el inicio

Explorá distintas opciones para el cuidado de tu bebé para elegir la mejor. Algunos prefieren el ambiente social de una guardería, mientras que otros buscan la compañía de uno a uno o en casa con una niñera o un abuelo.

Creá una estrategia para extraer y complementar

Si estás pensando en extraerte leche en el trabajo, hablá con alguien a cargo acerca de un lugar limpio y privado donde puedas hacerlo tranquila. Si tu plan es complementar con fórmula, asegurate de haberlo hecho unas pocas semanas antes de volver al trabajo para que tu bebé se vaya acostumbrando. Es esencial elegir una leche de fórmula que contenga todos los componentes y nutrientes claves como el MFGM, el DHA y el ARA los cuales se encuentran presentes en la leche materna.

Lo ideal es que te extraigas la leche ya sea en tu casa o en el ámbito laboral a un ritmo similar al que darías de mamar. Esto es necesario para seguir estimulando la glándula mamaria. Estas extracciones deben ser almacenadas en recipientes aptos y refrigerados. Si esto no fuera posible, lamentablemente deberás desechar la leche que te extraigas. Es recomendable iniciar este proceso un mes antes de volver al trabajo. así podrás generar un stock en tu heladera que te permitirá volver con tranquilidad a sus tareas laborales. Por otro lado, es importante comenzar la extracción

sabiendo que es una destreza que va mejorando con la práctica. Al principio es normal y esperable obtener cantidades pequeñas.

Consejos para congelar y descongelar la leche materna.

Luego de realizada la extracción es muy importante que la leche sea almacenada en recipientes aptos para contener alimentos, con tapa. El vidrio es ideal. En la heladera se puede conservar 24 horas (no en la puerta); en el congelador, hasta 15 días; y en el freezer, de tres a seis meses. Es clave rotular siempre el envase antes de congelarlo para usar primero la leche de mayor antigüedad. Para descongelar la leche hay que pasarla del freezer a la heladera unas horas antes de su utilización. Luego hay que poner el pack contenedor debajo del agua caliente o en un recipiente con agua caliente. La leche humana no debe descongelarse a baño maría, con fuego directo ni en el microondas ya que de estas formas no se descongela de manera pareja y además se pueden destruir sus propiedades. La leche materna no necesita ser calentada luego de que se la descongela ya que se ofrece a temperatura ambiente.

Seguir conectándote con tu bebé

Es importante que una vez que regreses a tu casa, olvides el cansancio, las preocupaciones o tus tareas pendientes  para estar 100% disponible y presente para tu bebé. Ahí es donde se juega el verdadero amor, en la energía que se guarda para disfrutar de tu hijo.

Cualquier duda consultá a tu médico.

*Ácido docosehexaenoico y ácido araquidónico.

1 Nombrado MFGM por el fabricante. Concentrado de proteínas de suero.

La leche materna es el mejor alimento para los lactantes y debe ser la opción preferida siempre que sea posible