La movilidad de los niños de entre 1 y 2 años es constante: les encanta deambular por toda la casa y descubrir nuevas habilidades, como saltar y escalar. Ya son mucho más hábiles con las manos y los dedos, por lo que posiblemente manipulen objetos pequeños. También les fascina imitar a los adultos, hablando por teléfono, leyendo o dibujando. En esta edad, considerar la seguridad de los juguetes sigue siendo fundamental para preservar la salud de nuestro hijo.

Algunas ideas de juguetes seguros y divertidos que podés suministrarle: animales de granja o zoológico, bloques para apilar, muñecas, pintura digital o crayolas, masas para modelar y herramientas como moldes, rodillos, rompecabezas de pocas piezas con clavijas, instrumentos musicales sencillos, libros de interacción (con sonidos, relieves, troquelados, audio, etc.).

Para recordar, te damos algunos consejos acerca de la seguridad de los juguetes que elijas:

– Procurá que no sean objetos frágiles, que el niño pueda romper con facilidad.

– Leé siempre la edad para la cual el juguete es recomendado.

– Supervisá el juego de tu hijo.

– Revisá periódicamente los juguetes para ver si están desgastados o a punto de romperse.

Artículo cedido por tvcrecer

Cualquier duda consultá a tu médico.