¿Por qué tienen reflujo los bebés?

Existe un esfínter entre el esófago y el estómago que mantiene la comida en su lugar; en los bebés, este esfínter aún debe madurar y desarrollarse. Mientras lo hace, es posible que tu pequeño regurgite la comida con frecuencia. Y aunque generalmente el reflujo ocurre después de las comidas, podría producirse en cualquier momento, por ejemplo, cuando tu bebé eructa, tose, llora, hace esfuerzo o tiene mucha actividad.

El rol de la dieta en el reflujo del bebé.

Si estás amamantando, vigila tu dieta. Algunas mamás han descubierto que eliminar ciertos alimentos, como productos lácteos, reducen la cantidad de reflujo. Si alimentas a tu bebé -o complementas su alimentación- con leche de fórmula, cambiar a una espesada con arroz, podría ayudar.

¿El reflujo es motivo de preocupación?

Las investigaciones han demostrado que el reflujo es normal debido a la inmadurez del sistema digestivo. Sin embargo es necesario llamar al pediatra si tu bebé presenta los siguientes síntomas:

·       Se niega a comer.

·       Parece estar perdiendo peso.

·       Hay sangre en sus heces.

·       Vomita violentamente.

·       Llora desconsoladamente y parece estar sintiendo dolor.

·       Regurgita un líquido verde o amarillo.

                                       

Para saber más.

Para aclarar algunos conceptos equivocados frecuentes sobre el reflujo, lee “El reflujo: mito o realidad”