¿Sabes qué dicen los últimos estudios sobre estreñimiento en bebés?

El estreñimiento puede afectar a los bebés, incluso desde el primer año de vida. Lo ideal es que no se convierta en un problema grave y que unos cuantos cambios en la alimentación, hagan que se normalice. Los siguientes son los hallazgos más trascendentes de la comunidad médica.

¿Qué causa el estreñimiento en bebés?

Existen varias causas, las más comunes son:

 

·       Cambios en la alimentación (ajustes en el horario, transición a alimentos sólidos, inicio de un nuevo alimento).

·       Cambios en la rutina (viajes o que empiece a asistir a la guardería).

·       El clima extremo (cuando está excesivamente caluroso).

·       Antecedentes familiares.

·       Ciertos medicamentos.

·       La falta de fibra. Si alimentas a tu pequeño con fórmula infantil, consulta al pediatra acerca del posible cambio de fórmula.

 

¿Qué ayuda a aliviar el estreñimiento en bebés?

Aquí te damos algunos tips fáciles y naturales que podrían ayudar a tu bebé a regularizar sus evacuaciones.

Promover las bacterias buenas con prebióticos y probióticos. Algunas investigaciones han encontrado que los niños con estreñimiento crónico tienen en sus evacuaciones bacterias distintas a las de niños sin estreñimiento. Muchos expertos recomiendan dar bacterias “buenas” (probióticos y prebióticos promotores de bacterias “buenas”) para favorecer una mejor salud intestinal.

Ayuda a tu bebé con movimiento. Cuanto más sedentario es tu bebé, mayor es su riesgo de estreñimiento. Es útil mantenerlo en movimiento (gatear, caminar, incluso voltearlo de estar boca arriba a boca abajo). Si tu bebé todavía es muy pequeño, puedes tratar de moverle las piernas llevando suavemente sus rodillas hacia su abdomen, una por una.

 

¿Qué es lo sorprendente en la investigación sobre el estreñimiento en bebés?

Aunque muchas personas piensan que las fórmulas infantiles fortificadas con hierro podrían causar estreñimiento, en estudios recientes se ha refutado ese mito. El hierro es sumamente importante en la alimentación de tu bebé y no debe ser eliminado. De hecho, si tu bebé tiene niveles bajos de hierro, es posible que el médico le recomiende un suplemento, debido a que participa en el desarrollo cerebral y la formación de eritrocitos sanos.

 

 

 

Para aprender más.

Lee la aclaración de algunos conceptos erróneos frecuentes acerca del estreñimiento en bebés en “Baby Constipation: Myth Versus Truth”.