☆ Es importante que no dejes de estimular a tu hijo, aún hay muchas cosas que aprender y perfeccionar.
☆ Nunca reprendas a tu hijo, existen otras formas de que entienda que tú eres quien manda. Siempre agachate para llamarle la atención y hacelo sin gritar.
☆ Ayudalo dándole lo necesario y no lo consientas con la comida, vos sos quien debe estar al pendiente de esto.
☆ Intentá hacer al menos una hora de actividad física todos los días con tu bebé y establecer un estilo de vida saludable y activo total para tu familia.
☆ Llevá una dieta balanceada en tu vida y en la de tu pequeño. Recordá que tu ejemplo hace la diferencia.