La tarea de alimentar a un bebé recién nacido tiende a caer sobre todo en la mamá, más aún si está en período de lactancia. Pero no tiene por qué ser así. En los primeros meses, cuando el bebé se está alimentando cada pocas horas, un par de manos extra pueden ser de bastante ayuda. Hay muchas maneras para que papá se involucre y comparta la alegría y la unión que vienen con la provisión de alimento a un recién nacido. Además, esto hará que entre tu bebé y tu pareja se vayan formando vínculos rápidamente, así durante su crecimiento podrá apoyarse en ambos y no solamente de mamá.

Lactancia

A pesar de que la madre es quien amamanta y juega el papel principal en la lactancia materna, hay oportunidades para que papá pueda participar. Involucrar a tu pareja en el desarrollo del bebé es muy importante para todos. Vos descansarás mientras él lo atiende y el bebé se sentirá protegido siempre que papá esté cerca.

Te entrega a tu bebé para alimentarlo

Tu pareja puede recoger al bebé de la cuna cuando llora y llevarlo a la cama para que puedas amamantarlo. Así tu bebé sabrá que estando en los brazos de papá estará protegido. Parecen cosas pequeñas, pero tu bebé de esta manera crea vínculos con ustedes.

Hacerlo eructar después de comer

Una vez que tu bebé haya terminado la alimentación, podés entregarlo a tu pareja para que lo haga eructar. De esta manera vos podrás descansar un poco después de amamantarlo.

Cambiar el pañal

Esta es una gran oportunidad para que papá juegue con el bebé. Cuando se le cambia el pañal al pequeño, siempre o casi siempre tiene la mirada fija en quien lo está cambiando, decile a papá que aproveche para hacerlo reír y tener mayor contacto con él.

Darle de comer leche materna extraída en mamadera 

Una vez establecida la producción de leche, tu pareja puede alimentar al bebé con mamaderas de leche extraída. El pequeño identificará que no solamente en los brazos de mamá recibe alimento, también en los de papá. Imaginá la escena de tus dos amores juntos, siempre es hermoso ver a papá involucrándose con su bebé.

Ofrecer apoyo moral durante la alimentación

Al llevar al bebé en una mochila, dar caminatas, abrazarlo, cambiar su pañal, bañarlo y manejar otras actividades relacionadas con el niño, papá puede vincularse con él y también te dará un descanso que seguramente necesitás. Tu pareja también puede preparar comidas para vos y darte masajes en la espalda, esto te ayudará a descansar para recuperarte del parto. Un esposo consentidor es lo que toda mujer quiere y vos lo tenés, y lo más importante, está creando vínculos irrompibles con su bebé. Aunque estos actos no son necesariamente de alimentación específica, son sin duda un gran apoyo para vos.