No te preocupes si tu hijo se salta palabras como “yo”, “el” o “a”. Éstas omisiones son normales durante el desarrollo del lenguaje cuando empiezan a enlazar tres o más palabras; usan un estilo llamado telegráfico bautizado así porque las máquinas telegráficas abrevian los mensajes.

Alrededor de los 18 y 24 meses los bebés empiezan a utilizar palabras pares como “Se acabó”, “Más galletas”, y es en ese momento cuando viene una “explosión del lenguaje” con tres, cuatro o más palabras unidas entre sí.

 

A veces, éstas nuevas oraciones son pequeños trozos de gramática, especialmente si son copias de expresiones que utilizas.

Pronto tu niño va a entender los aspectos complejos de la gramática. Él será capaz de utilizar los plurales bastante bien y va a empezar a utilizar el tiempo pasado y el presente con precisión. Lo sorprendente de este asunto es que los investigadores dicen que estos acontecimientos se producen casi de forma automática, debido a la naturaleza del cerebro que parece estar conectado desde el nacimiento para recoger los patrones del habla.
 

Tu niño aún comete errores cómicos mientras aprende las sutilezas del lenguaje. Los niños mayores de 2 y 3 años de edad suelen decir cosas como "Nos fuiste en el auto". Lo bueno es que no tienes que sentarte y enseñar la gramática correcta al niño, el instintivamente lo entenderá mientras más hables y leas con él.

Consulta a tu médico.