Los médicos e investigadores están de acuerdo en que la diarrea puede ser provocada por varios factores. Los más frecuentes en bebés incluyen problemas de alimentación (como sensibilidad a un alimento en la dieta de la madre, si el bebé se amamanta), alergia a la proteína de la leche de vaca e infecciones intestinales.

Conocer la causa de la diarrea del bebé es clave para su alivio. Si tu bebé tiene diarrea, debes comunicarte con el pediatra para que te ayude a descubrir la causa.

                                 

Diarrea en bebés por sensibilidad alimentaria

Si estás amamantando, es posible que tu bebé tenga una reacción a algún alimento que hayas comido. La mejor forma de saberlo es eliminando ciertos alimentos de tu dieta. Es probable que te recomienden llevar un diario alimentario y tomar nota de los síntomas habituales al consumir ciertos alimentos.

 

Indicios de alergia

Una de las principales señales para saber si la diarrea es provocada por una alergia es la reaparición después de casi todas las comidas. Si este es el caso de tu bebé, habla con su médico para ver si podría tener alergia a la proteína de la leche de vaca.

Las investigaciones muestran que aproximadamente el 3 % de los bebés tiene alergia a la lecha de vaca. Si el problema es una alergia a la proteína de la leche de vaca, una de las primeras recomendaciones será que la mamá que está ofreciendo pecho a su bebé suspenda el consumo de lácteos y sus derivados, en caso de estar tomando una fórmula infantil su pediatra le hará alguna recomendación de cambio ya que en estos casos se requiere el uso de fórmulas especiales.

Algunos signos de alergia pueden incluir vómitos, sarpullido y cólicos.

 

Diarrea en bebés con infecciones

Además, muchos bebés tienen diarrea por gastroenteritis viral. En estos casos, se deben de tomar las siguientes medidas:

 

Para la diarrea leve: Los lactantes con gastroenteritis leve que no están deshidratados, se sugiere que los hábitos de alimentación continúen. Mantener a los bebés con su dieta habitual puede ayudar a reducir la duración de la diarrea y, a la vez, brindarles la nutrición que necesitan. Sin embargo usted debe acudir a su pediatra y seguir sus indicaciones.

 

Diarrea combinada con deshidratación: Si sospechas que tu bebé está deshidratado, comunícate inmediatamente con su médico. Las investigaciones indican que la diarrea es particularmente grave cuando provoca deshidratación.

Los signos de deshidratación incluyen:

·       Llanto sin lágrimas

·       Tener el pañal seco durante 6 a 8 horas o solo orinar una pequeña cantidad de líquido amarillo oscuro

·       Irritabilidad

·       Apatía

 

Las investigaciones han demostrado que una solución de rehidratación oral puede reponer los nutrientes que su bebé perdió y ayudar a que su hijo recupere su salud.