Proporciona bloques y juguetes de construcción. En esta etapa, la coordinación mejorada de ojo-mano de tu hijo, le permite colocar los objetos con una precisión impresionante. La práctica afinará sus habilidades aún más.

Trabaja en proyectos de arte. Es especialmente divertido para tu hijo los proyectos que involucran herramientas artesanales, como collages de papel con unas tijeras especiales para niños, esculturas de barro con moldes (y sus manos). Y la pintura con pinceles de mango grueso.

Experiencias de comunicación
Utiliza descripciones cuando hables.
Digamos, por ejemplo, "Esa mujer es cajera. Los adultos tienen un montón de diferentes puestos de trabajo". El niño aprende que la "mujer", "caja" y "adulta" son palabras diferentes que describen a la misma persona.

Haz preguntas que no requieran un simple sí o no. Puedes preguntar, "¿Qué quieres usar hoy?" En lugar de "¿Quieres llevar esta camisa?".

Llévalo a la hora del cuento. Bibliotecas y librerías ofrecen maravillosas oportunidades para que tu niño pueda oír a otros leer en voz alta. Incluso tu inquieto niño de 3 años de edad puede ser entretenido si hay apoyos visuales, títeres o letras que aparecen en la lectura. También puedes seleccionar libros para leer juntos antes o después del evento.

Contar historias. Inventa tus propias historias protagonizadas por tu hijo como el personaje principal, en una gran aventura, con tramos nocturnos cuando sea hora de acostarse. Incluso puedes hacerlo participar en la narración "¿Qué crees que sucede a continuación?".

Experiencias sociales
Uso de palabras.
Anima a tu hijo a usar sus palabras para expresar sus sentimientos. Expresar su rabieta de forma verbal es una forma sencilla de controlar los golpes y los gritos.

Juega un papel importante. Toma parte en cualquier fantasía que le encante jugar a tu hijo, ya sea que se trate de princesas, piratas o superhéroes. A través de este tipo de juego, él trabajará las relaciones y temas sociales sorprendentemente sofisticados.

Disfruta de sus amigos imaginarios. A esta edad, los amigos imaginarios indican la creatividad y la salud emocional, no es una señal de que tu hijo no tenga amigos reales o habilidades sociales fuertes.

Direcciona la agresión. Si tu hijo golpea o tira las cosas en un arranque de ira, sostenlo con firmeza pero con calma, para que pueda recuperar el control de sus emociones. Hazle saber que lo que está haciendo no es aceptable. Cuando esté tranquilo pueden expresar con palabras lo que causa su ira y frustración, también puede golpear una almohada o correr por el patio.

Mostrar afecto. Dale muchos abrazos a tu hijo para ayudar a fomentar su sentido de seguridad.

 

Consulta a tu médico